DEFICIT DE VITAMINA D EN EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA, UNA REALIDAD EN ESPAÑA

DEFICIT DE VITAMINA D EN EL EMBARAZO Y LA LACTANCIA, UNA REALIDAD EN ESPAÑA

0

Es ampliamente conocido que existe una deficiencia de vitamina D en la población a nivel mundial. Inicialmente se pensaba que este déficit era más prevalente en países dónde las horas de sol son más limitadas, pues una de las principales vías que tiene nuestro cuerpo para obtener esta vitamina es la exposición solar. También podemos obtener vitamina D con la alimentación, y se podría presuponer que en países desarrollados como en España, sería suficiente con la dieta para mantener unos niveles adecuados.

Pero la realidad es bien distinta, en España, el país del sol, existe un déficit de vitamina D en gran parte de la población. ¿Y por qué ocurre esto? Pues porque, aunque tenemos muchas horas de sol al año, realmente no disfrutamos de ellas. Trabajamos bajo techo, usamos protectores solares para evitar el melanoma y salimos a la calle bastante tapados. Es necesario tomar el sol de forma saludable, en este artículo de nuestro blog podéis obtener información de cómo hacerlo de forma adecuada en el embarazo. Pulsa aquí

¿Es importante la vitamina D antes y durante el embarazo?

La vitamina D es esencial para mantener un metabolismo mineral y óseo adecuado. Pero cada día la evidencia científica demuestra que forma parte de muchos más procesos de nuestro cuerpo. En la etapa fértil de la mujer se sabe que un déficit de vitamina D influye en su capacidad reproductiva y en el embarazo tener unos niveles adecuados reduce el riesgo de preeclampsia, diabetes gestacional y recién nacidos con bajo peso. Es por eso que la guía NICE sobre atención al embarazo del 2017 ya recomendaba el uso de suplementos de vitamina D en todas las embarazadas de forma rutinaria (10µg/dia; 400UI) durante toda la gestación y la lactancia₁.

Y una vez que nace el bebé ¿Debemos darle vitamina D?

Según las recomendaciones actuales los niños deben recibir 400UI diarias de vitamina D hasta el año, independientemente de la alimentación que reciban y de la zona donde vivan₂. Sabemos que un déficit de esta vitamina está relacionado con el raquitismo, pero cada vez más estudios sugieren que tiene relación con enfermedades en la infancia como las relacionadas con el sistema inmune (asma, trastornos atópicos, diabetes, enfermedades intestinales…), con enfermedades infecciosas (neumonías, otitis recurrentes…) y del funcionamiento neuropsicológico. Es un campo de estudio que continúa avanzando y actualmente a partir del año de vida, se recomienda la valoración de los niveles de vitamina D en los niños con factores de riesgo, para valorar una suplementación personalizada. Cómo factores de riesgo podemos encontrar, confinamiento o el poco tiempo al aire libre (situación que por desgracia nos suena demasiado hoy en día), uso de protección solar, piel oscura, disminución en la ingesta, prematuridad… entre otros₃.

¿Existe alguna alternativa a la suplementación directa al bebé amamantado?

Ya nos queda claro que los bebés deben ser suplementados, y es una indicación dada a los padres en las consultas de pediatría, pero en realidad el cumplimiento de esta recomendación es bastante bajo. Estudios recientes evalúan una estrategia alternativa, suplementar a la madre durante el embarazo y la lactancia para aumentar los niveles de vitamina D del lactante amamantado.

Las investigaciones revelan que las madres prefieren suplementarse ellas mismas que hacerlo a sus bebés ₄, estrategia que aumentaría el cumplimiento. En cuanto a la dosis las investigaciones sugieren que la suplementación materna con vitamina D entre 2000 y 6400 UI al día proporciona de forma segura la leche materna con la vitamina D adecuada para satisfacer las necesidades de su lactante y ofrece una estrategia alternativa para la suplementación infantil directa ₅, ₆, ₇, ₈.

Si estás embarazada o buscando embarazo te recomendamos la suplementación como mínimo de 400UI diarias de vitamina D, y si es posible, analices tus niveles de esta vitamina porque probablemente, y más aún en la situación actual que vivimos, estos se encuentren bajos y deban personalizar en tu caso. Si ya eres madre y estás amamantando deberías asegurarte que tu bebé recibe la vitamina D que necesita, en primer lugar, mediante la exposición solar y en segundo lugar con la suplementación directa consensuada con su pediatra o valorando la posibilidad de suplementarte para aumentar los niveles de vitamina D en tu leche materna.

Para terminar os dejamos link a productos relacionados seleccionados por nuestras matronas. ¡Cuidaros mucho!

 

 

Bibliografía

1.- Palacios C, Kostiuk LK, Peña‐Rosas JP. Vitamin D supplementation for women during pregnancy. Cochrane Database of Systematic Reviews 2019, Issue 7. Art. No.: CD008873. DOI: 10.1002/14651858.CD008873.pub4 Artículo completo aquí
2.-AEPED. Utilización de la vitamina D en pediatría. Artículo completo aquí
3.- Mengual Gil JM. Vitamina D por encima del año de vida, ¿es necesaria o está de moda? En: AEPap (ed.). Curso de Actualización Pediatría 2018. Madrid: Lúa Ediciones 3.0; 2018. p. 17-30.
4.- Umaretiya PJ, Oberhelman SS, Cozine EW, Maxson JA, Quigg SM, Thacher TD. Maternal Preferences for Vitamin D Supplementation in Breastfed Infants. Ann Fam Med. 2017 Jan;15(1):68-70. doi: 10.1370/afm.2016. Epub 2017 Jan 6. PMID: 28376463; PMCID: PMC5217846.
5.- March KM, Chen NN, Karakochuk CD, Shand AW, Innis SM, von Dadelszen P, Barr SI, Lyon MR, Whiting SJ, Weiler HA, Green TJ. Maternal vitamin D₃ supplementation at 50 μg/d protects against low serum 25-hydroxyvitamin D in infants at 8 wk of age: a randomized controlled trial of 3 doses of vitamin D beginning in gestation and continued in lactation. Am J Clin Nutr. 2015 Aug;102(2):402-10. doi: 10.3945/ajcn.114.106385. Epub 2015 Jul 8. Erratum in: Am J Clin Nutr. 2016 Nov;104(5):1491. PMID: 26156737.
6.- Dawodu A, Salameh KM, Al-Janahi NS, Bener A, Elkum N. The Effect of High-Dose Postpartum Maternal Vitamin D Supplementation Alone Compared with Maternal Plus Infant Vitamin D Supplementation in Breastfeeding Infants in a High-Risk Population. A Randomized Controlled Trial. Nutrients. 2019 Jul 17;11(7):1632. doi: 10.3390/nu11071632. PMID: 31319554; PMCID: PMC6682993.
7.- Hollis BW, Wagner CL, Howard CR, Ebeling M, Shary JR, Smith PG, Taylor SN, Morella K, Lawrence RA, Hulsey TC. Maternal Versus Infant Vitamin D Supplementation During Lactation: A Randomized Controlled Trial. Pediatrics. 2015 Oct;136(4):625-34. doi: 10.1542/peds.2015-1669. Erratum in: Pediatrics. 2019 Jul;144(1): PMID: 26416936; PMCID: PMC4586731.
8.- Aghajafari F, Field CJ, Weinberg AR, Letourneau N; APrON Study Team. Both Mother and Infant Require a Vitamin D Supplement to Ensure That Infants’ Vitamin D Status Meets Current Guidelines. Nutrients. 2018 Mar 29;10(4):429. doi: 10.3390/nu10040429. PMID: 29596362; PMCID: PMC5946214. Artículo completo aquí

 

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


CAPTCHA Image
Reload Image