CUIDA TU SALUD ÍNTIMA

0

Recientemente y con motivo del Día Internacional de la Higiene Menstrual os hicimos llegar una encuesta para conocer vuestros hábitos sobre este tema en cuestión. Hoy queremos daros a conocer los resultados que nos resultan bastante sorprendentes. Para empezar, queremos dar las gracias a las a las 92 mujeres que habéis participado, sabemos que hoy en día sigue siendo un poco tabú hablar de la menstruación, higiene menstrual, infecciones vaginales… etc. Es por eso que nos parece importantísimo conocer de primera mano vuestra opinión. En este artículo vamos a ir desgranando uno a uno todos los puntos más importantes para que disfrutéis de una buena salud íntima.

Higiene íntima ¿La estamos realizando correctamente?

Comenzando por la higiene, solo el 41% de las encuestadas usa jabón íntimo. Sabemos que el ph de la zona genital es distinto al resto de la piel de nuestro cuerpo. Usar jabones perfumados y con excesivos compuestos químicos, como lo son los geles normales, puede alterar nuestra flora vaginal y producir sequedad y/o picor. A la hora de elegir un jabón íntimo es fundamental observar que su composición sea a base de ingredientes naturales, como por ejemplo el tomillo que es conocido por su gran poder antiséptico, o el aloe vera, que nos ayudará a evitar disminuir la sequedad y picor. En el caso de que no queráis usar ningún producto específico es preferible lavar sólo con agua que elegir un jabón o gel inadecuado. También hay que tener en cuenta que el exceso de higiene en este caso puede ser perjudicial y no se recomiendan por ejemplo las duchas vaginales, pues destruyen también bacterias beneficiosas (lactobacillus) que mantienen a raya el resto de microorganismos que pueden ocasionarnos una infección.

Para evitar precisamente las infecciones es fundamental evitar el exceso de humedad en esta zona de nuestro cuerpo. Es por eso que el uso de salvaslip y compresas desechables está cada vez más cuestionado, pues normalmente evitan la transpiración y generan humedad. En nuestra encuesta el 30.4% usa salvaslip con frecuencia y un 80.4% elige las compresas desechables durante su menstruación. Hoy en día existen alternativas cómodas, seguras y ecológicas como son el uso de la copa menstrual. Es la copa con un 65.2%, seguida por la braguita menstrual con 30.4% los artículos que nuestras encuestadas quisieran incorporar durante su menstruación.

Otra medida preventiva es evitar la depilación integral de la zona genital. El vello púbico está diseñado para contrarrestar ese exceso de humedad y proteger frente a las infecciones. Muchas mujeres piensan que no ir depilada es poco higiénico. Sin embargo, rasurarse con cuchilla o arrancar ese vello de raíz ocasiona pequeñas heridas que son un foco de infección. Si aun sabiendo esto optas por depilarte, es preferible elegir métodos que recorten el vello o el láser que no ocasionan heridas, siendo fundamental evitar la pérdida total del vello de la zona.

Infecciones vaginales ¿Por qué son recurrentes?

En cuanto a las infecciones vaginales el 36% de las encuestadas ha padecido algún tipo de infección vaginal en el último año, fundamentalmente candidiasis, conocidos como hongos vaginales. Este tipo de infecciones pueden ser ocasionales o en muchos casos llegar a hacerse recurrentes. Existen multitud de factores que aumentan la probabilidad de desarrollar este tipo de infección, pero fundamentalmente son el exceso de humedad comentado anteriormente, el uso de algunos medicamentos como los antibióticos y los corticoides, una higiene íntima inadecuada y algunas enfermedades como la diabetes o alteraciones de nuestro sistema inmune.

Es en este último punto en el que nos queremos centrar, nuestra alimentación, cómo nos nutrimos afecta a todos los sistemas de nuestro cuerpo, entre ellos nuestro sistema inmune, nuestras defensas. Por ejemplo, se ha demostrado que las infecciones por cándidas aumentan cuando consumimos alimentos ricos en azúcares, es por eso que debemos vigilar el consumo de alimentos procesados (que en muchas ocasiones tienen gran cantidad de azúcares añadidos). Por otro lado, el exceso de hidratos de carbono como las harinas refinadas, tras la digestión tienen el mismo efecto, debemos optar por las integrales, preferiblemente centeno, espelta, maíz… También es interesante conocer que hay alimentos que pueden ser nuestros aliados, como los ricos en vitamina C, que acidifican nuestra orina y previenen la recurrencia de las cistitis. También debemos saber que nuestro sistema inmune se ve afectado por el estrés, es por eso que en periodos de estrés podemos notar una mayor predisposición a las infecciones.

Aparece la infección… ¿Qué puedo hacer?

Una vez aparece la infección se hace necesario tratarla, pero hay que intentar cuidarnos al máximo posible para prevenir recaídas. Cuando usamos un medicamento específico para tratar una infección vaginal normalmente también se ve afectada nuestra flora normal, en este caso los probioticos y prebióticos pueden ser nuestros aliados. Cada vez existen en el mercado una mayor cantidad de estos productos y es importante elegir el adecuado. Podemos encontrar específicos para reforzar la flora vaginal (normalmente se suelen administrar mediante óvulos) o los que apoyan nuestro sistema inmune en general (suelen administrase vía digestiva). Hay que presar atención a las distintas cepas de bacterias que contienen y al número de colonias, también qué sus niveles de absorción (por ejemplo, que superen el ph ácido del estómago en el caso de los que tomamos por boca). Por supuesto tener en cuenta que como nuestra flora vaginal es específica, puede que a algunas mujeres le funcione mejor un probiótico que otro.

A continuación, os dejamos ejemplos de productos aliados para favorecer nuestra salud íntima seleccionados por nuestras matronas:

Y para terminar y a modo de resumen os dejamos unos tips básicos de salud íntima para que cuidemos esta zona tan importante de nuestro cuerpo:

 

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


CAPTCHA Image
Reload Image