¡¡SER PADRE, PAREJA Y APOYO!!

¡¡SER PADRE, PAREJA Y APOYO!!

0

Para celebrar el día del padre, queremos dedicar un artículo especial a todos los papás que nos leen y nos siguen.

Como ya sabéis o podéis imaginar, el papa tiene mucho que decir y que hacer durante esta nueva etapa, de embarazo, parto y posparto, ya que es un pilar fundamental para la mamá y debe generar un vínculo con el bebé.

Cuando nos planteamos ser padres, o incluso cuando no lo planteamos y un bebé viene en camino, son muchos los sentimientos, emociones y pensamientos los que nos surgen.

Para empezar, ser padre es, compartir la emoción de realizar el test de embarazo juntos, y en el momento de ver el resultado positivo, miraros y abrazaros con lágrimas en los ojos y pensar en broma “Ya pasamos a ser segundo plano”. Pero también es abrazar a tu pareja y apoyaros, si el resultado del test es negativo y hay que volver a intentarlo.

También es decidir juntos cuando es el mejor momento de comunicarlo a la familia y empezar a recibir opiniones sobre si será niño o niña, si se parecerá a unos o a otros, o qué nombres son los más bonitos, entre otras muchas.

Ser padre también es acompañar a la mama a las revisiones con su ginecólogo o matrona, a realizarse las ecografías o a las clases de educación maternal y mientras tanto generar un vínculo con el bebé, hablándole a través del vientre materno, preparándole su habitación o comprándole sus “primeras ropitas”.

Apoyar a tu pareja es darle todo tu cariño durante el embarazo, y aunque sepamos que lo de las manchas por los antojos es un mito, satisfacer en lo posible sus deseos. Es darle la mano para que se levante del asiento, porque a ella le cuesta hacerlo sola. Hacerles un hueco en la cama a todos los cojines y almohadas que necesita para estar más cómoda mientras descansa. Estar alerta en todo momento y sobre todo al final del embarazo y que te diga “Tengo una contracción” e inmediatamente tú le preguntes “¿Pongo el cronometro?” y ella te responda “aun no son muy seguidas” y seguir esperando juntos. También hacerle un masaje en las piernas al final del día para evitar que se le hinchen o animarla a dar un paseo.

Al decidir acompañarla durante el parto, saber que corremos el riesgo de “que nos aplaste la mano” al apretarnos durante la contracción, pero aun así ofrecérsela. Ver cómo pasa el dolor de la contracción, intentando transmitirle tranquilidad, palabras de apoyo y fuerza. Recordarle como debe respirar si en algún momento se desespera. Abanicarla para que no tenga calor o darle agua para que no tenga sed. Dar algunos paseos y masajes mientras llega el esperado momento. O simplemente abrazarla si lo necesita.

Y una vez que tenemos a nuestro bebe con nosotros, el padre debe convertirse en un apoyo incondicional, ya que aunque sea la madre la que se encarga de alimentar al bebe en el caso de dar el pecho, hay muchas más cosas con las que apoyar la crianza de nuestro recién nacido.
Por ejemplo, ser padre es cambiar los pañales a nuestro bebé, vestirlo o bañarlo. Es dejar un hueco en la cama para nuestro bebé o incluso quedarnos en un rinconcito, si decidimos hacer colecho. Realizar las tareas del hogar o recibir las visitas si la mama y el bebé están cansados. Aprender a manejar un cochecito al que no podemos ponerle la “L” de novato, aunque muchas veces pensemos que es necesario. Un sinfín de cosas que seguramente se os pasen por la cabeza y que posiblemente no acabaríamos con este articulo si decidiésemos escribirlas todas…

En resumen, el padre es el responsable de apoyar a su pareja, tener en cuenta sus necesidades y no olvidar que lo que más requiere durante esta etapa es cariño y alguien que la escuche, sin juzgarla ni criticarla por los cambios que pueden presentar su carácter y sus emociones y las decisiones que ambos podéis tomar.

Gracias a todos esos padres que apoyan a sus parejas durante este bonito periodo.

¡¡FELIZ DIA DEL PADRE!!

Deja tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.


CAPTCHA Image
Reload Image